El día en que publica resultados, DIA se anota la subida más significativa de la jornada, avanzando un 9,17% y cotizando en 5,21 euros, superando la resistencia de los 5,08 euros y rompiendo la directriz bajista.

Estos movimientos tan verticales forman velas blancas muy fuertes y suelen ir acompañados de un movimiento a la baja para la búsqueda de apoyos. Normalmente al cabo de un día o a lo sumo dos. Todavía tenemos que ver cómo cierra la jornada, para confirmar que estamos ante una vela blanca, puesto que en publicación de resultados podríamos encontrarnos con un cambio brusco.

Supongamos que, efectivamente, cierra con la formación de una fuerte vela blanca, con escasa o nula sombra superior (marubozu). El gráfico intradiario es demasiado vertical como para permitir una entrada con escaso riesgo, y requeriría un seguimiento casi constante de la posición durante el día. Buscaríamos, por tanto, esperar un apoyo en niveles inferiores (punto 1 en rojo, todavía sin determinar, depende de cómo cierre), en la clásica búsqueda de apoyo, para aprovechar un movimiento en línea con el swing trading.

Dia