Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), dirigida por Jorge Roldós, visitó Bogotá del 7 al 18 de marzo de 2016 con el fin de llevar cabo la correspondiente consulta anual del Artículo IV, como parte de la monitoreo periódico de los países miembros que realiza el FMI. Al final de las deliberaciones, el Sr. Roldós formuló la siguiente declaración:

El sólido marco de política económica de Colombia y las oportunas medidas de política le han permitido a la economía resistir el fuerte descenso de los precios del petróleo y registrar uno de los resultados de crecimiento más sólidos de la región en 2015. No obstante, las perspectivas a corto plazo presentan desafíos adicionales, ya que el país enfrenta un deterioro de la situación mundial y regional, así como shocks internos relacionados con las condiciones meteorológicas, con menos espacio para políticas contracíclicas. La respuesta previsora y coordinada de las autoridades en materia de políticas ayudará a dar continuidad al proceso de ajuste ordenado que es necesario para reducir los desequilibrios macroeconómicos y restablecer el crecimiento en el corto plazo. Las perspectivas a mediano plazo son favorables, y las proyecciones apuntan a un mejoramiento gradual del crecimiento con el apoyo del programa de desarrollo y de infraestructura de las autoridades.

Texto originalPinche